'Mi corazón se detuvo en un motel distante:' 6 poemas polacos contemporáneos

Esta es nuestra Polonia

2 de julio de 2021
Selección e introducción : Marcin Sendecki

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos poetas polacos se inspiraron en una variedad de tradiciones nacionales: el vasto corpus del romanticismo, que es fundamental para la identidad cultural de Polonia; el Renacimiento polaco; la época barroca; y los diversos movimientos de vanguardia.Los lectores internacionales pueden estar familiarizados con las obras de Czesław Miłosz y Wisława Szymborska, ambos premios Nobel, o Zbigniew Herbert y Tadeusz Różewicz, quienes también habrían sido dignos del premio. Los poetas polacos que exploraron y crearon 'otras tradiciones' queque ahora influyen en los poetas jóvenes son, entre otros, Tadeusz Peiper, Miron Białoszewski, Jarosław Iwaszkiewicz, Adam Ważyk, Witold Wirpsza, Tadeusz Karpowicz y Anna Świrszczyńska.

La escena de la poesía polaca contemporánea es vibrante y variada, y se basa en todas estas influencias, así como en las tendencias mundiales. Representativa de algunas de las voces poéticas más distintas, la selección a continuación ofrece una idea de lo que inspira y anima la imaginación de los poetas.en Polonia hoy.



[su brillo ...]

Escrito por Krystyna Miłobędzka y traducido por Elżbieta Wójcik-Leese


su brillo, mi asombro ?

su muerte, mi oro ?

yo de ellos ?

lo que despierta lleva ? Susurra ?

trigo de invierno corto y sin aliento infantilmente verde


Krystyna Miłobędzka n. 1932 es una poeta galardonada y una de las autoras más apreciadas y admiradas de Polonia en la actualidad. Vive en Puszczykowo, cerca de Poznań.



Hora de errores

Escrito por Tadeusz Pióro


Después de la puesta del sol, el gato sale a cazar.

Se acurruca como un erizo en un rincón de la habitación

en un estante o en algún lugar detrás de mi espalda, cerca

la lámpara parpadeante, centro mortal

controlando los vuelos de mosquitos, polillas, moscas

y otros satélites nerviosos.

El gato se agacha como si estuviera a punto de saltar

el Bósforo, pero cuando su pata se arquea y se engancha

algo en el aire, todo es prestidigitación :

un gesto espontáneo de molestia en lugar de

trabajo por los desiertos justos. Inclina la cabeza y

afloja con cuidado sus garras: lo tengo. Empuja rápido.

Fácil. Es más difícil atrapar un insecto en lo alto

sobre el suelo, en el aire. Cuando fija los ojos

en la unión de techo y pared

o se sube a la parte superior de la jamba de la puerta

me acurruco más profundamente en mi silla

como si fuera un insecto de tamaño considerable

congelado en el último destello de vida. Pero el teléfono

suena, es Adam Wiedemann quejándose

que alguien me ha robado los sueños. Lo prometo

para enviarle algunos nuevos tan pronto como los sueñe.

Adam pasó su tiempo en Nurnberg de manera rentable.

Adiós, nos vemos pronto. Esta vez, es una polilla.

está sentado en un marco de imagen, una reproducción

de Caravaggio Deposición de Cristo . El gato salta

la jamba, salta unos pasos como un salto con pértiga

vuela por el aire y con ambas patas

saca la polilla del marco de metal negro.

Se pone en cuclillas como un conejo, se mete la polilla en la boca

mandíbulas móviles, lengua chasqueante, meneo de cabeza.

El amor nos hace sufrir más que la pornografía.

Saco una botella del bote de basura

quedan unas gotas de vodka en el fondo

verterlos en mi dedo y deslizarlo

a lo largo de mis labios, pero no puedo matar el sabor.


Tadeusz Pióro n. 1960 es poeta y traductor. Autor de siete colecciones de poesía y varios libros académicos, enseña literatura estadounidense en la Universidad de Varsovia.



Informe místico

Escrito por Marcin Baran y traducido por Elżbieta Wójcik-Leese y W. Martin


En solo momentos seremos testigos

la aparición de estigmas

en los codos de todos los residentes

del planeta. En la época de flores

los vestidos se tiran a un lado, cuando cae

de una forma de mundo en lo alto: el suelo desnudo

es como piel reseca. ¿Qué estás mirando?

Ya que no estás mirando los labios animados

del cielo arregla palabras olvidadas

en oraciones. En los muslos

entonces, ¿convirtiéndose silenciosamente en nalgas?

en bisturíes, tricornios u otros

instrumentos? Fuera de los ocasionales

toque y el conocido casual

viene Mr. Fly y su plan. Entierra semillas

y dolores en sal amarga, pliegues

pelos rojizos debajo de la piel de los tomates.

A la sombra de una vaca, se prepara para tragar

todos aquellos que necesitan algún demonio diabólico

para creer. Con mano fría

en la superficie y caliente por dentro, tiras

lo que es mortal. Lo sé demasiado bien

estás en otro lugar. Vengo despacio

paralizado. Se producen dificultades espectaculares

al tomar fotos de un hombre y una mujer

y alguna otra trinidad. El aire se rompe

como huesos rompiéndose. Solo el signo Łuszczyca,

nos asegura la ciudad del sexo y la empresa

vamos en la dirección correcta. ¿Cómo?

¿para qué y por qué? Estén atentos, el siguiente

el episodio estará en tu propia piel.


Marcin Baran n. 1963 es poeta y editor. Autor de nueve colecciones de poesía y editor de varias antologías, vive y trabaja en Cracovia.


Hospital de la Transfiguración

Escrito por Marta Podgórnik y traducido por Juliusz Pielichowski


Mientras tanto, mientras dormía navegaba por Tánger

O tal vez navegar en canoa por el Orinoco.

Me llevaba una máquina de sueños y drogas

Hacia los pantanos en lugar de las estrellas.

Mis pulmones respiran mejor que mi corazón.

Marrón roto con negro ? el violeta brillante ?

No creo que nadie lo haya visto o lo sepa.

creo en góndolas, llamas, salamandras,

Y que hay mundos; aunque no en mí.


Marta Podgórnik n. 1979 es autora de 10 colecciones de poesía. Es una de las voces poéticas femeninas más distintivas de Polonia en la actualidad y ha recibido numerosos premios literarios. Vive en Gliwice, en la Alta Silesia.



¿Qué hacer cuando la izquierda liberal calla?

Escrito por Natalia Malek y traducido por David Malcolm.


Párese con los pies separados por las caderas.

Doblar suavemente.

Estire los brazos al frente, conviértalos en un fardo de tela, una parte superior más brillante para el rompeolas.

Repetir:

Soy libre como una víbora.

Soy temible como la hija de una víbora.

Nadie me desea todavía de esta manera.


Natalia Malek n. 1988 es poeta, curadora de eventos literarios y traductora. Es autora de cuatro colecciones de poesía y ha recibido varios premios de escritores emergentes. Vive y trabaja en Varsovia.



[Mi corazón se detuvo]

Escrito por Marcin Sendecki y traducido por Benjamin Palloff y Natalia Malek


Mi corazón se detuvo en un motel distante
cuando abrió su burka con la etiqueta Armani.
Una excelente sustitución. Un salmo responsorial
como exige la marca. Tenía una casa entre

Los jardines comunitarios. De hecho, un quiosco
de hecho, una choza, de hecho una lona en una encuesta, como un petimetre
expulsado por su patrón plantando lechos para siempre
el pedido.Si te has derrumbado, me levantaré y te daré éter.

La clínica tiene ahora un régimen restaurativo.
Las enfermeras iatrogénicas brillan en su puesto.
Para el pabellón terminal dicen: dispersivo.

Así es como te ves debajo de mis párpados cerrados.
Con una antorcha al lado de un barril de fuel oil honesto
en el halo de torsión. Ahora párate aquí. Ese resplandor soy yo.


Marcin Sendecki n. 1967 es un poeta y editor, autor de más de una docena de colecciones de poesía y antologías de poesía. Vive en Varsovia.

Leer más

'Spin, world, spin, circus:' dos poemas ucranianos de vanguardia que celebran la vida del circo

'La vida entre comillas': dos poemas de la escritora polaca Ewa Lipska

4 poemas de verano para hacerte sentir libre